Prepararse para emprender un negocio de moda

El negocio de la moda está en auge. Permite a los diseñadores dar rienda suelta a su imaginación y creatividad. Lanzando colecciones que te permiten soñar. La moda ya no está en manos de unos pocos y se está democratizando. Emprender un negocio de moda parece un sueño fácilmente alcanzable.

En este marco socio económico es normal que las ideas de empezar un nuevo negocio surjan y nos planteemos emprender. Muchos jóvenes diseñadores se apresuran a crear un negocio, atraídos por el glamour y la diversión que se asocia con la industria de la moda. Hay maravillosas historias de jóvenes talentosos diseñadores que se gradúan, emprenden su negocio y son catapultados al éxito. Pero luego hay otras historias, las que oímos menos. Las empresas fallidas, esperanzas arrasadas por la crueldad de este sector. La moda es un entorno turbulento. Los cambios son constantes debes adaptarte en todo momento, pero sin olvidar la parte más empresarial.

Para tratar de evitar esto, es necesario empezar el negocio en el momento adecuado.

Una de las preguntas más comunes que me hacen los diseñadores que acaban de salir de la escuela de moda (a nivel de licenciatura y maestría) es: “¿Debo comenzar mi propio negocio o debo ir a trabajar para una gran casa de moda?”. La verdad es que la respuesta correcta depende de ti y tus objetivos.

En este primer artículo sobre el negocio de los fundamentos de la moda, vamos a plantear las preguntas que necesita para tomar la decisión correcta.

¿Quiero emprender un negocio realmente?

Nuestro propio negocio puede significar ver nuestros diseños en fiestas, viajes, eventos en el que tú eres el protagonista. El genio creativo. Pero hay que ver más allá.

Emprender un negocio de moda significa disciplina. Significa controlar el stock, el almacén, controlar el cashflow de nuestra empresa, encargarse de la promoción, contabilidad, etc. Esto se resume a que posiblemente gastes menos del 10% de tu tiempo en diseñar, mientras que el resto del tiempo administrarás la producción, enviarás ropa a revistas, negociar con proveedores, empleados etc.

Los primeros años vivirás pensando en tu negocio 24/7.  No trato de desanimarte. Simplemente intento que seas consciente de que detrás de una empresa hay mucho más que diseñar. Sobre todo, al principio. Posteriormente a medida que generes ingresos podrás delegar y externalizar.

Comenzar el negocio requiere tenacidad, resistencia y dedicación. La creación de un negocio de la moda es aún más difícil porque se trata de una industria hiper competitiva.

Con el fin de tener éxito, debes pensar en ti mismo primero como CEO y segundo como diseñador de moda en segundo lugar. Un CEO es un gerente de personas, finanzas y procesos. Por lo tanto, tendrás una gran responsabilidad y deberás enfrentarte a importantes decisiones de negocios cada día.

La decisión es tuya

Si todo esto te ha echado para atrás, es fácil, consigue experiencia y sobre todo recursos trabajando para otros antes de iniciarte en la aventura. Tu momento llegará si confías en ti mismo.

Si aun así estás determinado a continuar, sigue los consejos de este blog. Porque vamos a ayudarte en todo lo que podamos. El negocio de la moda está en Efbanet.